Comprar cierrapuertas.

A la hora de comprar cierrapuertas tienes que elegir marcas pioneras en la fabricación de estos elementos, así como saber el uso que va a tener.

Los cierra puertas con brazo retenedor se usan desde hace muchos años en todo tipo de puertas.

Por este motivo, si necesitas adquirir cierrapuertas hay que tener claro que tipo de puerta y el uso de la misma para su correcto funcionamiento.

Lo normal es que el cierrapuertas venga con su brazo retenedor incluido, pero en muchas ocasiones tendrás que fijarte en que venga incluido o bien, adquirirlo por separado.

Diferencias entre brazo retenedor y freno.

La diferencia entre comprar cierrapuertas con brazo retenedor es que directamente puedes regular la velocidad de apertura de la puerta y evitar el «portazo». Destacar que antes se compraban los cierrapuertas y frenos por separado. Quizás no es la mejor opción ya que el brazo retenedor bien regulado debe dejar la puerta con un cierre perfecto.

El freno va instalado en lado del cerradero de la puerta, mientras que el cierrapuertas en lado de la bisagras. Esta es la diferencia entre brazo retenedor y freno.

Instalación de cierrapuertas con retenedor.

Todo depende de donde vayas a instalar el cierrapuertas, pero por regla general suele ser una instalación sencilla, sobre todo en puertas poco pesadas; aluminio o pvc.

Sin embargo, si son puertas de hierro o acero la instalación será más compleja por la dureza de la puerta, el peso del cierrapuertas y todo el trabajo que conlleva.

Mostrando todos los resultados 6

Call Now ButtonLlámanos
Have no product in the cart!
0
×